Tensión en Venezuela: la oposición extendió sus funciones en la Asamblea Nacional...

Tensión en Venezuela: la oposición extendió sus funciones en la Asamblea Nacional mientras el chavismo alista su irrupción en el Parlamento

Compartir
Juan Guaidó (EFE/Rayner Peña/Archivo)
Juan Guaidó (EFE/Rayner Peña/Archivo) (EFEI0499/)

El líder opositor de Venezuela y mandatario interino del país, Juan Guaidó, encabeza una sesión extraordinaria de la Asamblea Nacional el día en que el chavismo se alista para irrumpir en el Parlamento luego de la victoria en las elecciones del pasado 6 de diciembre, que la comunidad internacional consideró fraudulentas.

El primer mensaje a Nicolás Maduro es que estamos aquí, de pie. Estamos de pie por nuestra gente, por los que no se rinden y por los que nunca van a bajar la mirada”, comenzó su intervención Guaidó.

“Sirve alzar la voz y trabajar por los hombres y mujeres que dan todo por Venezuela. Lo que no le sirve a la dictadura es el fraude”, continuó.

(Ellos) van a hablar entre comillas de diálogo y de reconciliación. Son palabras vacías porque hay presos políticos en Venezuela y hay denuncias de crímenes de lesa humanidad”. subrayó.

Luego pidió unidad al país y “no distribuir culpas pero sí asumir los errores”. “Hoy es momento de que el liderazgo político de este país asuma las críticas para enfrentar esta dictadura. Estamos enfrentado a violadores de derechos humanos”, manifestó.

Guaidó pidió a otros líderes opositores -nombró a Henrique Capriles, Leopoldo López y María Corina Machado, entre otros- a que hagan el “último llamado” a la patria. “Desde mi condición de presidente interino convoco a todos a construir con este Parlamento Nacional la línea de defensa de la república de este país”, solicitó.

Posteriormente sostuvo que la dictadura va a llevar el debate a una lucha entre un parlamento y otro, entre Maduro y él. “No es así. Es la lucha de los venezolanos. ¿Vamos a dejar el país a delincuentes señalados por delitos de lesa humanidad?”, se preguntó. “La respuesta es sencilla: aquí estamos, aquí está el Parlamento”.

Por último, dijo: “Es juntos o no es. Es democracia o no es”.

El texto promulgado por la Cámara afirma: “La continuidad constitucional será ejercida (…) hasta que se realicen elecciones presidenciales y parlamentarias libres en el año 2021, ocurra un hecho político sobrevenido y excepcional en 2021, o hasta por un período parlamentario anual adicional a partir del 5 de enero de 2021”.

Esta continuidad será ejercida por la Asamblea Nacional de mayoría opositora que fue escogida en 2015, y por Guaidó, según el documento aprobado.

El acuerdo también establece que la Asamblea Nacional funcionará a través de la Comisión Delegada, una instancia contemplada en la Constitución para operar durante los recesos del Parlamento, con funciones limitadas e integrada por menos del 20 % del pleno.

La prolongación de funciones, sin embargo, fue declarada nula por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) que, al mismo tiempo, no es reconocido por el Parlamento liderado por Guaidó, aunque en la práctica, en el país, la institución que termina teniendo validez es el máximo tribunal que es acusado de ser afín al régimen.

La dictadura ha intentado desconocer y controlar el poder legislativo desde que fue electo por 14 millones de venezolanos. Pero todos sus intentos han fracasado. Desde el 2015, la Asamblea Legítima sigue en pie y es el único ente legítimo en Venezuela”, ratificó el cuerpo a través de sus redes sociales durante la sesión.

“El mundo no solo rechazó categóricamente la Asamblea Nacional Constituyente, sino que además reforzó su reconocimiento y apoyo a la legítima Asamblea Nacional, y con ella comenzar una ofensiva de presión a la dictadura de Maduro”, agregó.

Luego, recordó: “Compraron conciencias de diputados, presionaron y amenazaron a otros, militarizaron el Palacio Legislativo y cerraron el paso a los diputados. Nada de eso impidió que se instalara la legitima directiva de la Asamblea Nacional el año pasado”.

“La mayoría democrática sigue comprometida con los venezolanos. Unidos logramos grandes cosas, por eso juntos seguimos labrando el camino hacia la libertad”, concluyó.

En la sesión de este martes también se nombraron a los presidentes de las diferentes Comisiones Permanentes.

Venezuela inicia así un nuevo período de disputa política en el que Guaidó mantiene la promesa de sacar del poder a Maduro durante este año, al mismo tiempo que el mandatario ha pedido a la nueva Asamblea que actúe para que sus adversarios sean procesados ante supuestos crímenes.

defenestrado diosdado
Nicolás Maduro y Diosdado Cabello

El chavismo

Tras obtener una amplia mayoría en unos comicios en los que no participaron los principales líderes de los partidos políticos opositores, los diputados del oficialismo se instalarán en la Cámara en medio de la incertidumbre del reconocimiento de sus decisiones por parte de los países que apoyan a Guaidó.

Además, el acto de instalación se celebrará a pesar de la cuarentena parcial que ha ordenado el dictador Nicolás Maduro, luego de implementar un mes de flexibilización en el que él mismo reconoció un leve incremento de los casos.

La principal promesa del chavismo para este nuevo período legislativo, que termina en 2026, ha sido investigar a los actuales diputados opositores y actuar penalmente en su contra por, supuestamente, robar recursos del Estado venezolano.

El líder opositor, que para entonces contó con el reconocimiento y el apoyo de más de cincuenta países, se declaró presidente debido a que Maduro ganó unas cuestionadas elecciones en las que no pudieron participar los políticos tradiciones de oposición por, entre otros elementos, estar inhabilitados para funciones públicas.

Desde ese momento, la disputa por el poder político en Venezuela, incluyendo al Parlamento, se acentuó y Guaidó prometió sacar a Maduro del poder y convocar a nuevas elecciones generales.

Un votante introduce su voto en una urna en un puesto de votación durante la jornada de elecciones a diputados de la Asamblea Nacional, el 6 de diciembre del 2020, en Caracas (Venezuela). EFE/Miguel Gutiérrez
Un votante introduce su voto en una urna en un puesto de votación durante la jornada de elecciones a diputados de la Asamblea Nacional, el 6 de diciembre del 2020, en Caracas (Venezuela). EFE/Miguel Gutiérrez
(EFEI0658/)

Las cuestionadas elecciones legislativas

Sin embargo, después de dos años, el líder opositor no logró su objetivo y por mandato constitucional se celebraron elecciones legislativas el pasado 6 de diciembre para un nuevo período, aunque con una serie de trabas para los opositores tradicionales que denunciaron un fraude, incluso, antes de la celebración de los comicios.

Entre otras cosas, el Consejo Nacional Electoral (CNE) fue escogido por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y no por el Legislativo, tal y como estipula la Constitución.

Asimismo, el máximo tribunal emitió una sentencia por la que inhabilitó a las directivas de los partidos opositores más populares y puso en su lugar a ex militantes que habían sido expulsados por estar supuestamente vinculados a actos de corrupción del régimen de Maduro.

Por ello, los partidos políticos opositores sí formaron parte de los comicios, aunque sin sus principales figuras, y en respuesta el opositor Guaidó llamó a una consulta ciudadana.

(Con información de EFE)

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Japón reafirmó su apoyo al gobierno interino de Juan Guaidó y a la restauración de la democracia en Venezuela

Canadá también anunció que continuará reconociendo a la Asamblea Nacional de Venezuela presidida por Juan Guaidó

Dejar una respuesta