Por qué Ushuaia es el destino estrella de la temporada de invierno

Por qué Ushuaia es el destino estrella de la temporada de invierno

Compartir
Ushuaia ofrece paisajes inolvidables, deportes de nieve y comodidades para los turistas más exigentes (Crédito: Instituto Fueguino de Turismo)
Ushuaia ofrece paisajes inolvidables, deportes de nieve y comodidades para los turistas más exigentes (Crédito: Instituto Fueguino de Turismo) (www.daniel-kraus.com/)

Con la llegada del frío, el paisaje en Ushuaia cambia y se transforma en un manto blanco, donde se destaca la cumbre afilada del Monte Olivia y las aguas azul oscuro del Canal Beagle. La estación atrae a aquellos que desean disfrutar de la adrenalina de los deportes invernales y también a quienes buscan relajarse frente a un paisaje espectacular y disfrutar de la gastronomía.

La ciudad tiene todo para recibir a los turistas más exigentes: hoteles de 5, 4 y 3 estrellas, resorts, spas, cabañas en ubicaciones exclusivas, un aeropuerto internacional con vuelos diarios hacia el continente y una red de centros invernales emplazados en el espectacular Valle de Tierra Mayor.

Siendo la capital nacional del esquí de fondo, Ushuaia es un destino imperdible para los amantes de este deporte. Gracias a su clima y la calidad de la nieve, la provincia tiene el privilegio de tener la temporada de esquí más extensa de Sudamérica.

Las excursiones entre los centros de esquí del Valle de Tierra Mayor son un gran atractivo  (Crédito: Instituto Fueguino de Turismo)
Las excursiones entre los centros de esquí del Valle de Tierra Mayor son un gran atractivo (Crédito: Instituto Fueguino de Turismo) (www.daniel-kraus.com/)

En el Cerro Castor, un complejo situado al pie del Cerro Krund, el esquí alpino es la estrella, con 34 pistas que van desde el nivel principiante hasta el más avanzado, todas ellas homologadas por la Federación Internacional de Esquí (FIS). Este centro cuenta además con un parque de snowboard, una pista de patinaje sobre hielo, pista de esquí de fondo y ofrece la la posibilidad de tomar clases y alquilar equipos.

El resto de los centros de montaña se ubican a lo largo del Valle de Tierra Mayor, transitando por la Ruta Nacional N° 3 y recorriendo una reserva de gran belleza paisajística en donde se destacan el Cerro Bonete, el Cerro Alvear y la laguna Esmeralda.

Se puede acceder a ellos contratando servicios habilitados que ofrecen diferentes paquetes para disfrutar jornadas de nieve y diversión, con actividades como esquí de fondo, paseos en motos de nieve, caminatas con raquetas, paseos en trineos tirados por perros siberianos, y excursiones nocturnas que combinan las caminatas y las motos de nieve con cenas al calor de un fogón.

La tradicional competencia de esquí de fondo, Marchablanca reúne a deportistas y aficionados cada año en el centro invernalTierra Mayor (Crédito: Instituto Fueguino de Turismo)
La tradicional competencia de esquí de fondo, Marchablanca, reúne a deportistas y aficionados cada año en el centro invernal Tierra Mayor (Crédito: Instituto Fueguino de Turismo) (www.daniel-kraus.com/)

En las cercanías de Ushuaia también existe la posibilidad de practicar esquí, snowboard, caminar en la nieve y sentarse a degustar una comida o un buen café. La Reserva Natural del Glaciar Martial está ubicada a sólo 7 kilómetros del centro de la ciudad y se puede llegar hasta ella con taxis o remises. En este lugar funciona una escuela de esquí, que brinda servicio de restaurante y una casa de té donde probar las exquisiteces locales. Como novedad, este año la escuela ofrecerá clases nocturnas para aquellos que deseen esquiar bajo la noche fueguina.

Pero el invierno en Ushuaia no se limita sólo al esquí y al snowboard. El turismo aventura no se detiene por la nieve y ofrece sobrevuelos en helicóptero y avionetas, excursiones off-road en 4×4 e incluso buceo en el Canal Beagle, a temperaturas bajo cero.

La tradicional bajada de antorchas en el Cerro Castor, parte de los festejos del 9 de Julio (Crédito: Instituto Fueguino de Turismo)
La tradicional bajada de antorchas en el Cerro Castor, parte de los festejos del 9 de Julio (Crédito: Instituto Fueguino de Turismo) (www.daniel-kraus.com/)

Para quienes buscan algo más relajado, hay navegaciones por el Canal Beagle, paseos en tren, visitas al Parque Nacional Tierra del Fuego, y a los lagos Escondido y Fagnano. Dentro de la ciudad se puede realizar un city tour en bus, visitar los museos, hacer compras en los duty-free shops de la calle San Martín y por supuesto, no irse sin probar la gastronomía fueguina. Los platos imprescindibles son la centolla, el cordero fueguino, la trucha, el salón salvaje, la merluza negra y los postres hechos con calafate, un fruto autóctono de la isla. Para beber, hay una interesante variedad de licores, gin y cervezas artesanales.

Durante los meses de invierno también hay diversos eventos culturales y deportivos, como la Fiesta del Invierno donde se realiza la apertura oficial de la temporada invernal con un evento gratuito en Cerro Castor el 9 de julio, el cual congrega a grupos de amigos y familias a festejar la cultura del invierno y emocionarse con la tradicional bajada con antorchas.

Ushuaia, la estrella de la temporada de invierno (Crédito: Instituto Fueguino de Turismo)
Ushuaia, la estrella de la temporada de invierno (Crédito: Instituto Fueguino de Turismo) (www.daniel-kraus.com/)

También durante julio y agosto se puede disfrutar de la carrera de esquí de fondo Marchablanca, la Travesía de los Valles, el Festival de Cine de Montaña y los Festivales de Esculturas en Nieve y Hielo. Todas ellas son propuestas interesantes que se agregan a la experiencia de visitar la ciudad más austral de Argentina.

Con todos sus atractivos, actividades y servicios, Ushuaia sin duda es un destino que tiene todo lo necesario para pasar un invierno inolvidable.

Para más información se puede acceder aquí.

Dejar una respuesta