Líder opositor venezolano sufre agresión en su gira nacional

Líder opositor venezolano sufre agresión en su gira nacional

Compartir

CARACAS (AP) — El líder opositor venezolano Juan Guaidó, respaldado por Estados Unidos, denunció el sábado que fue agredido físicamente luego de un recorrido por el estado agrícola de Cojedes y acusó a supuestos miembros del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) de dirigir el ataque.

“Seguramente vieron por redes sociales parte de lo que fue la agresión de grupos del régimen, de grupos del PSUV”, dijo Guaidó en un mensaje transmitido en vivo a través de su cuenta de Instagram.

Imágenes difundidas en las redes sociales mostraron como supuestos partidarios del presidente Nicolás Maduro irrumpieron en un vivero donde se encontraba Guaidó reunido con otros dirigentes en San Carlos, capital de Cojedes, a unos 206 kilómetros (128 millas) al oeste de Caracas. En seguida comenzó un forcejeo, y entre ofensas y golpes, lo desalojaron a empujones del recinto.

Una foto que acompaña un comunicado de la oposición muestra a Guaidó retenido mientras la gente se reúne a su alrededor y alguien le arranca la camisa.

“Fue una emboscada dirigida por diputados” de la actual Asamblea Nacional, señaló Guaidó.

El Legislativo está copado de partidarios de Maduro después que la oposición boicoteara las elecciones de 2020 cuando a varios de sus principales candidatos se les prohibió postularse. Esos comicios fueron considerados fraudulento por Estados Unidos, la Unión Europea y otros países de la región.

Añadió que el incidente ocurrió en momentos que “estábamos reuniendo a toda la dirigencia la Plataforma Unitaria”.

Los líderes del PSUV, que tradicionalmente emiten declaraciones en las redes sociales o la televisión estatal, no respondieron de momento a las acusaciones.

Según líderes de la oposición, dirigentes oficialistas recurren a grupos conocidos como “colectivos” para intimidar y disolver concentraciones, entre otros actos públicos de los adversarios del gobierno. Las autoridades repetidamente han rechazado estos señalamientos y culpan a la oposición por esos repetidos actos de violencia callejera.

Estados Unidos y otras naciones reconocen a Guaidó como presidente interino de Venezuela.

Brian Nichols, subsecretario estadounidense de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, condenó el sábado lo que describió como un “ataque no provocado” contra Guaidó.

“Este ataque atroz arriesgó vidas; los responsables de la agresión deben ser llevados ante la justicia”, indicó.

Los recientes recorridos de Guaidó por el país apuntan a unificar y organizar su partido de cara las elecciones primarias previstas para el año próximo.

A mediados de mayo, la llamada Plataforma Unitaria, que agrupa a miembros de la oposición, anunció que en 2023 realizará elecciones para designar a un candidato presidencial unitario que participe en los comicios de 2024.

La decisión podría reflejar una intención de unificación entre los opositores al gobierno de Maduro, que en años recientes se ha mostrado fragmentada.

La Plataforma Unitaria fue originalmente integrada por partidos liderados por Guaidó, cuyos miembros intentaron dialogar con representantes de Maduro en México en 2021. Las conversaciones fracasaron.

El bloque ha dicho que para elegir un candidato unitario se realizarán consultas en todo el país y la iniciativa contará con parámetros claros y un plan de acción concreto.

La oposición venezolana se encuentra severamente dividida desde 2020. En junio de ese año, el Tribunal Supremo de Justicia suspendió las directivas de los partidos Acción Democrática, Voluntad Popular y Primero Justicia y entregó la jefatura, activos y los símbolos de éstos a disidentes opositores. Ellos, contrariamente a la postura de sus líderes históricos, respaldaron la elección de un nuevo Legislativo mientras que los aliados de Guaidó llamaron al boicot.

Otras facciones opositoras, aunque evitan un acercamiento con el gobierno de Maduro, se cuentan entre los más férreos críticos de las organizaciones que respaldan a Guaidó.

La semana pasada, los partidarios de Guaidó se encontraron con una lluvia de sillas de plástico y puñetazos de los aliados de Maduro en la ciudad occidental de Maracaibo.

Dejar una respuesta