Las y los bioquímicos, una profesión esencial durante la pandemia por COVID-19

Las y los bioquímicos, una profesión esencial durante la pandemia por COVID-19

Compartir

Norma Bistué, Carina Chirino y Jorge Bhon son bioquímicos de la provincia de San Luis, y los tres coinciden en que su trabajo cobró especial relevancia durante la pandemia, ya que se visibilizó su rol. Muchos fueron los desafíos y emociones que transitaron durante este tiempo, convencidos que la capacitación permanente, el compromiso y pasión por lo que uno hace es crucial para brindar un mejor servicio a la sociedad.

 

En Argentina se conmemora el 15 de junio el Día del Bioquímico en honor al nacimiento del doctor Juan Antonio Sánchez, propulsor de dicha profesión con fuertes bases científicas.


Norma Bistué, recientemente jubilada, luego de 33 años como bioquímica en la salud pública, muchos de sus colegas coinciden que es una gran referente para la profesión, por su entrega y trabajo. Se graduó en la UNSL en 1980 como química y en 1982 como licenciada en Bioquímica. “Recién recibida fui a la ciudad de Buenos Aires, en 1983 estuve en el Hospital de Clínicas y Hospital Francés. En el ‘84 y ‘85 fui concurrente en el Servicio de Inmuno-reumatología de CEMIC, siendo mi director el destacado médico Roberto Arana”.

Ya en el ’86, Norma regresa a San Luis, se va a vivir al sur provincial, se casa con un veterinario que trabajaba en establecimientos rurales del departamento Dupuy, “fue una decisión de vida porque prioricé mis sentimientos y quería formar una familia. De Capital Federal al campo, qué cambio, pero supe armonizar ese deseo con mi profesión, trabajando como docente en el colegio secundario de Buena Esperanza y en el ’89 me nombran bioquímica del Hospital Regional de esa localidad, servicio que creció mucho con la implementación de la carrera sanitaria”, allí permaneció hasta su jubilación.

Bistué destaca que hay datos que indican que entre el 70% a 80% de las decisiones médicas que se toman, se apoyan en los informes que aporta el profesional bioquímico, “sin embargo trabajamos incansablemente en la sombra. En el contexto de pandemia se revalorizó nuestro rol, profesionales de todo el país se mostraron a la sociedad, no sólo en el campo de acción específico sino también en la Epidemiología y gestión de la salud, ante tal desafío, lo hicimos con responsabilidad y compromiso”.

Norma prefiere no hablar de legado, les deja esa respuesta a sus compañeros, autoridades y principalmente a sus pacientes. “He tratado siempre de dar lo mejor, no sólo cumpliendo con mi tarea específica sino también involucrándome en la prevención y promoción de la salud, siempre priorizando el trabajo en equipo. Les digo a mis colegas que estamos obligados a una actualización y capacitación permanentes, imprescindible para acompañar los avances científicos, estemos en el lugar que estemos, ya sea un centro de alta complejidad o un pequeño laboratorio, y comprometernos a brindar a nuestra sociedad un mejor y calificado servicio”, concluyó.

 

Jorge Bhon es referente provincial de SISA, en la interacción de San Luis con Nación. Referente de Apps Vigilancia 4.0 para laboratorio, procesos serológicos de anticuerpos de COVID-19, Chagas, Brucelosis, Sarampión y Rubeola. Además, es el nexo con el Malbrán para la investigación de patologías no comunes.

Jorge describió que cuando comenzó a trabajar fue pasando por distintas etapas: “Primero estuve en una fábrica en nuestra ciudad, luego me fui a otra provincia. Regresé a mi San Luis natal en el 2008, tuve el agrado de ser bioquímico en Luján, fue una etapa muy importante para mí. Luego, integré un proyecto para reabrir Bacteriología en la Sanitaria vieja. Pasé por el laboratorio del Hospital de Potrero de los Funes y alternaba con el Laboratorio de Salud Pública, donde me quedé definitivamente, ahí tuve muchas satisfacciones, como, por ejemplo, abordar, durante 2 años, escuelas rurales de menos de 10 alumnos con un equipo multidisciplinario de Epidemiología”.

“Siempre en constante contacto con todos los colegas de la parte pública provincial, ya que somos la unión con redes nacionales, en 2019 recién llegados a nuestro laboratorio nuevo, empezamos a escuchar rumores de una epidemia, que llegó y nos tuvo trabajando hasta el cansancio, y demostró la importancia de los bioquímicos en la provincia, estando siempre en la primera línea de batalla”, finalizó Bhon.

 

Carina Chirino, es bioquímica graduada en la Universidad Nacional de San Luis, comenzó su actividad en el Policlínico “Juan Domingo Perón” de la ciudad de Villa Mercedes. Allí, en el 2007, realizó sus prácticas, “y nunca más me fui, empecé a hacer guardias en ese momento, en el 2009 ya quedé contratada por el régimen de carrera sanitaria”, contó la actual jefa de Microbiología y Biología Molecular y subjefa del laboratorio del complejo sanitario.

Carina relató además que la Microbiología siempre fue su pasión, “y en la pandemia descubrí también todo lo que fue Biología Molecular, un área que no teníamos acá en el Laboratorio, y de la cual nos hicimos cargo, en el momento que se empezó a hablar de COVID, tuvimos que aprender muchas cosas porque no hacíamos diagnóstico viral. Pasamos por diversas emociones, creo que tuvimos un rol fundamental, antes no éramos por ahí tan reconocidos, pero aquí se demostró que realmente estamos a la par del paciente y del médico, acompañando con el diagnóstico”.

 

 

Nota y fotos: Prensa Ministerio de Salud.

 

 

 

La entrada Las y los bioquímicos, una profesión esencial durante la pandemia por COVID-19 se publicó primero en Agencia de Noticias San Luis.