La historia de los refranes: “El que tiene boca se equivoca”

La historia de los refranes: “El que tiene boca se equivoca”

Compartir
…y el que no, se calla la boca y también desboca, suele agregarse. Aquí se advierte que todos y todas podemos equivocarnos, cometer errores de habla y, por lo tanto, se justifica que seamos disculpades. Al respecto, quienes no adhieren al lenguaje inclusivo consideran bocas equivocadas las de los que lo usan.

Dejar una respuesta