La historia de los refranes: “A lo hecho, pecho”

La historia de los refranes: “A lo hecho, pecho”

Compartir
En rimada síntesis, este refrán español de tradición oral da una lección de aliento. Cuando algo no resultó como se esperaba (porque se tomó la decisión errónea, porque surgió un imponderable, por lo que fuera), ni arrepentirse ni quedarse llorando. Valor, fortaleza, constancia, y a seguir. Poner el pecho.

Dejar una respuesta