En un partido vibrante, Boca Juniors goleó 5-3 a Tigre en la...

En un partido vibrante, Boca Juniors goleó 5-3 a Tigre en la reedición de la final de la Copa de la Liga

Compartir

* El show de los delanteros de Boca en la gran actuación del equipo

var opta_settings = {
subscription_id: “0ce911759cb7a972c7849a33fa0ba29d”,
language: “es_CO”,
timezone: “user”
};

var _optaParams = {
custID: “0ce911759cb7a972c7849a33fa0ba29d”,
language: “es_CO”,
timezone: -3,
callbacks: [OptaCustomv2AfterInitCallback]
};



Boca Juniors y Tigre reeditaron la final de la Copa de la Liga en La Bombonera por la tercera fecha de la Liga Profesional. Y el Xeneize ratificó su condición de campeón con una gran actuación, sobre todo en ofensiva: goleó 5-3 a su rival, con goles de Darío Benedetto y Exequiel Zeballos (dos cada uno) y Frank Fabra, en complicidad con Demartini. Retegui (dos) y Zabala (tras un rebote en Figal) marcaron para la visita.

El Xeneize presentó una innovación táctica, con Molinas más adelantado, casi como un cuarto punta, por momentos a la par de Benedetto. Y desde esa posición, pivoteando o tomando decisiones, le dio posición de dominio a Boca, ante un Tigre que de todos modos supo incomodar con las réplicas, o cuando se hizo ancho con los laterales.

A los 10 el local dio el primer golpe. Molinas olfateó el espacio y soltó para Villa, que le envió un centro a la cabeza de Benedetto, quien no perdonó. Y a partir de allí siguió tratando de mandar desde la posesión prolija y la movilidad de sus piezas. Sin embargo, el Matador amenazó con sus delanteros como aguijones. A los 18 minutos, Retegui lo tuvo dos veces: su intento, tras un roce, pasó junto al palo izquierdo del dueño de casa.

En el contexto de un duelo con mucho ritmo, Boca tuvo el segundo tanto a disposición, cuando Zabala falló en un pase, lo interceptó Villa, que desequilibró y centró. El remate de Pol Fernández sacudió el palo.

Y lo que no entró en un arco, sí ingresó en el otro, con una dosis de fortuna. A los 33′, Tigre apuró un lateral, Zabala buscó meter el balón en el área, pero rebotó en Figal y se le metió a Rossi: 1-1.

La conquista implicó un cambio de página en el contexto. Envalentonados por la igualdad, los dirigidos por Diego Martínez bloquearon mejor el medio local y los posibles pases a Molinas. Y lució mejor plantado en el epílogo de la etapa inicial, con un tiro de Prieto desviado por Rossi como señal de alerta.

Boca vs Tigre festejo
El festejo en racimo del Xeneize en uno de los goles (Fotobaires) (Nicolas Aboaf/)

Boca salió con fiereza y decisión al complemento, con la fisonomía de sus inicios en el pleito. Y volvió a ponerse en ventaja. A los 8′, tras dos faltas en las que el árbitro dio ley de ventaja, Molinas asistió a Zeballos, que se tomó un segundo más en el área y firmó el 2-1.

Y casi inmediatamente, a los 11, Zeballos encabezó el ataque y abrió para Fabra. Y el centro filoso y cerrado del colombiano se convirtió en el 3-1, previa escala en Demartini.

El equipo de Victoria no aflojó y continuó buscando, dejando muchos espacios para la réplica. Se acercó en el tanteador 2-3 gracias a una pelota parada, en la que Retegui cabeceó al gol. Pero sólo fue un paso previo a una nueva ola xeneize.

En una ráfaga, Boca transformó el encuentro en goleada. Primero a los 29′, con una contra furiosa de Zeballos, junto a Molinas y Benedetto, grandes figuras del choque.

Y a los 31 Benedetto usufructuó un pase defectuoso de Demartini y remató desde afuera del área para apuntarse la segunda conquista en su cuenta personal y el quinto del conjunto auriazul.

El duelo le dio más tiempo a las emociones. En el epílogo, Retegui peleó una pelota ante Figal, que terminó sujetándolo dentro del área. El VAR llamó al juez, que sancionó la pena máxima. Y el Chapa se impuso en el duelo ante Rossi con un remate furioso para el 5-3.

Tras el partido, Boca celebró el título conseguido precisamente ante el Matador en Córdoba. Con la Copa otra vez en alto, vuelta olímpica y fuegos artificiales. Y también festejó que dejó atrás el tropiezo contra Central Córdoba de Santiago del Estero y exhibió en un mismo partido todo su poder de fuego, lo que lo hace un adversario temible en el certamen doméstico… Y en la Copa Libertadores.

Boca-Tigre
El Pipa celebra el primer gol, en el que impactó de cabeza un centro de Villa con un salto a lo Cristiano Ronaldo (Nicolas Aboaf/)

Formaciones:

Boca: Agustín Rossi, Marcelo Weigandt, Jorge Figal, Marcos Rojo, Frank Fabra; Pol Fernández, Alan Varela, Aaron Molinas, Exequiel Zeballos, Darío Benedetto y Sebastián Villa. DT: Sebastián Battaglia.

Tigre: Gonzalo Marinelli; Lucas Blondel, Víctor Cabrera, Nicolás Demartini, Sebastián Prieto; Sebastián Prediger, Ezequiel Fernández, Cristian Zabala, Agustín Obando; Facundo Colidio; y Mateo Retegui. DT: Diego Martínez.

Estadio: La Bombonera

Árbitro: Jorge Baliño

Tabla de posiciones:

Dejar una respuesta