Alumnos de la Tecnicatura Universitaria en Desarrollo de Software realizaron la presentación...

Alumnos de la Tecnicatura Universitaria en Desarrollo de Software realizaron la presentación de proyectos

Compartir

De manera virtual, cuatro alumnos que cursaron el último año de la carrera expusieron sobre su experiencia en la realización de los trabajos finales en el marco de las prácticas preprofesionales.

Una de las profesiones con más demanda a nivel internacional es la de desarrollador de software, y San Luis tiene una fuerte promoción en el aprendizaje de la programación. Esto lleva a que la Tecnicatura Universitaria en Desarrollo de Software sea una de las más elegidas dentro de la oferta que propone la ULP Virtual.

Este martes, cuatro alumnos del último año realizaron la ponencia de los trabajos finales que realizaron en el marco de las prácticas preprofesionales. Del encuentro participaron el director de la Tecnicatura Universitaria en Desarrollo de Software, Carlos Pallotti; la secretaria académica de la ULP, Karina Matera; la directora del Instituto de Ciencia y Tecnología, Fátima Cantisani; la coordinadora de la carrera, Viviana Gasull, docentes y alumnos. La actividad se realizó por videollamada y se transmitió en vivo a través del canal de YouTube de la ULP.

La ponencia de los alumnos

Los alumnos Roxana Cortez, Hugo Carreño, Kevin González y Gabriel Aballay realizaron sus prácticas preprofesionales, donde aplicaron los conocimientos adquiridos durante su formación en los proyectos desarrollados. Roxana trabaja en la empresa de desarrollo Raona, donde realizó su proyecto, pero para llegar a este punto debió superar algunos obstáculos: “Siempre me gustó programar, comencé a estudiar en una universidad de forma presencial y como debía trabajar al mismo tiempo, los horarios no me permitían cursar todas las materias y cumplir. Para la gente que necesita trabajar o tener otras actividades, la educación tradicional presencial no es una opción, nos excluye”. Luego se enteró de la propuesta de la ULP para aprender a programar, a través de la plataforma Mumuki, de forma online, y al certificar tendría el 1° año de la tecnicatura aprobado. “No dude, sabía que era mi oportunidad de obtener el título, sin dejar de trabajar y manejando mis propios horarios”, indicó la programadora, que hacia el final de la carrera tuvo la oportunidad de ingresar a trabajar en una importante empresa dedicada al desarrollo de Software donde se desempeña actualmente y realizó su práctica.

Kevin Gómez vive en Potrero de los Funes, tiene 21 años y también ya se insertó laboralmente, tras su paso por la carrera. “Comencé a estudiar programación, en lo que su momento era Programadores 3.0, me pareció una buena oportunidad. Tras conseguir la certificación, tuve la posibilidad de ingresar a la tecnicatura, que es semipresencial, y siendo del interior fue la mejor opción que pude conseguir para seguir con mis estudios”, indicó. Actualmente se desempeña como Desarrollador Consultor Junior, en la empresa Raona.

Asimismo, los programadores Gabriel Aballay y Hugo Carreño también comenzaron su trayecto de formación en Programadores y luego pasaron a la tecnicatura, encararon proyectos personales.

“Motivados por la situación de pandemia, surgió la idea de realizar una aplicación de delivery destinado a comercios de comida rápida, creando un web para la administración del sitio y App móvil para los clientes”, indicó Aballay y destacó que la tecnicatura ofrece muy buenas bases. “Me sirvió todo lo que aprendí, me hizo mucho más fácil adquirir conocimientos nuevos, y la prueba está en que terminé la aplicación y la estamos presentando hoy”.

“La práctica profesional es muy importante para los estudiantes, ya que a partir de esta aparecerán muchas oportunidades laborales”, destacó por su parte Carreño que tiene 25 años, es de Villa Mercedes y desarrolló un software de gestión para una tienda de calzados.

 

Nota, foto y video: Prensa ULP.